¿Puede el Coaching cambiarte la vida?

Hoy en día es muy común escuchar la palabra COACH en casi cualquier entorno. Muchos aseguran que trabajar con un coach, tanto en el terreno profesional, como en el personal, te cambia la vida. ¿Cuánto de verdad tiene todo esto?.

En Rudy Bormans Coaching trabajamos cada día con muchas empresas y personas para que el cambio sea real y posible. El Coaching es una metodología brutal que es capaz de transformar tu vida de forma integral. Toda transformación y cambio posible, es directamente visible y aplicable en todos los ámbitos de nuestra vida: personal, familiar, social y/o profesional.

Esto no pasa de manera mágica y sencilla. Para que esto se produzca es necesaria una condición sin la cual este proceso no sería posible: el propio compromiso de la persona en cuestión.

El Coaching te pone en acción: te hace pensar a través de preguntas penetrantes, te hace salir de tu “zona de confort”, te hace “remover las tripas” mientras reflexionas y te responsabiliza en gran parte de tu propio cambio. Hace poco, uno de mis clientes a quien imparto sesiones de coaching empresarial en Gran Canaria me lo dijo así: “Yo aprendo de mí, a través de ti.” De eso se trata, de aprender a aprender. Y para eso, entre otras muchas cosas, existe el coach.

Todas las respuestas que buscamos en la vida, todas, están en nuestro interior. El Coach te las saca, te pone a prueba, te hace buscar esta propia sabiduría que cada uno lleva dentro. El verdadero Coach no dice lo que sus clientes quieren escuchar, dice lo que siente, lo que huele, lo que intuye en base a su experiencia, dice las cosas mirando siempre por el bien de su cliente.

Este camino, por lo tanto, no es tan fácil. Cada persona, cliente o empresa es un mundo completamente distinto. Si quieres que el coaching funcione de verdad hay que trabajar duro. No existen “pastillas” o “soluciones mágicas” para solventar algún desafío o para desarrollar habilidades y competencias. Como todo en la vida hay que poner manos a la obra y con tiempo y dedicación uno puede obtener resultados extraordinarios que jamás se hubiese imaginado.

Conclusión.

El Coaching por lo tanto SI puede cambiarte la vida siempre y cuando tú así también lo decidas. La total entrega y actitud positiva ante el cambio es una condición obligatoria. Confiar o no confiar: tú decides.

 

La fortuna, es para los valientes.

Virgilio